Páginas

jueves, 18 de abril de 2013

DALÍ Y EL REINA SOFÍA



Para todos aquellos que aun no se hayan enterado, el próximo 27 de abril se inaugura la gran exposición monográfica sobre Dalí en el Reina Sofía. La exposición, que lleva por nombre Dalí. Todas las sugestiones poéticas y todas las posibilidades plásticas, es una muestra organizada en colaboración con el centro Pompidou de Paris en la que se reúnen más de 200 obras procedentes de colecciones públicas y privadas de todo el mundo. Una exposición que nadie se puede perder. 

Las primeras obras de Dalí discurren por varios estilos para después acercarse a un realismo poético en relación con la nueva objetividad. A partir de la segunda mitad de los años 20 comienza a orientarse hacia extrañas imágenes con formas orgánicas indefinidas, cuadros fragmentados y acumulación de imágenes que nos encontraremos a lo largo de su repertorio.

1929 fue un año clave para Dalí. Por un lado fue el año en el que produjo algunas de sus obras más conocidas como Rostro del Gran Masturbador; también fue el año en el que ingresó en el grupo surrealista y, finalmente, fue el año que comenzó su relación con Gala. Dalí aportó una militancia marchosa y llena de extravagancias al surrealismo, aunque debido a las diferencias de opiniones fue expulsado del grupo en 1939.
   
Uno de los conceptos claves en su obra es el de la imagen paranoica, donde diversos elementos se funden en uno solo invitando a descubrir lo que se esconde. Una imagen que sin transformar su apariencia externa conforma otra imagen de tal modo que el espectador pueda encontrar ambas. En relación con esto tenéis un maravilloso texto de Vanessa Hogarth titulado Dalí, paranoico-crítico.

En 1940 se instala en Nueva York con Gala hasta 1948 cuando decide volver a España y realiza unas declaraciones que generarían enormes controversias, ya que se declara franquista. Realizará obras de carácter religioso en las que consigue grandes imágenes.

Lo dicho, es una exposición que NADIE se puede perder. Estará abierta desde el 27 de abril hasta el 2 de septiembre. Otra recomendación que os hago a los amantes de Dalí es comprar el número monográfico del mes de abril que ha publicado la revista Descubrir el arte sobre el artista que, además de estar muy bien elaborado, trae la entrada gratuita para la exposición. Yo ya tengo la mía.
Crucifixion (Corpus Hypercubicus) - Salvador Dali

No hay comentarios:

Publicar un comentario